1 de cada 10 personas les cuesta controlar su estado de ánimo, sus emociones,  expresar sus sentimientos en algún momento de su vida, lo que implica que la  falta de  bienestar emocional  es uno de los problemas más habituales que padecen.
Buscar ayuda especializada es un paso positivo hacia una vida más plena.
Con nuestra larga experiencia en tratamientos psicológicos y nuestra base de  Psicología Humanista, EMDR, T. Gestalt, T.Familiar Sistémica y T. Cognitivo Conductista, ayudamos a las personas a alcanzar una mejoría, apoyando y fomentando su equilibrio.

 

 

 

 

Psicóloga adultos, adolescentes.
Busca ayuda de un profesional.
Con la terapia encontrarás la manera de mejorar, un lugar para entender tus problemas, y cómo solucionarlos.

 

Terapia Juvenil.
Atención a Adolescentes.

Cambios bruscos de ánimo, introversión, problemas de estudios, acoso escolar, aislamiento, adicciones a juegos, conflictos con la familia, insomnio, irritabilidad, pesadillas.

 

Altas capacidades.
Alta sensibilidad tanto en adultos como en adolescentes. Emociones que se sienten como una montaña rusa, intensas y cambiantes. 

Terapia de pareja.
Crisis separaciones. Falta de amor o comunicación, celos irracionales, infidelidades, falta de confianza, aburrimiento, mal humor. nido vacío. 

 

Baja autoestima.
Fracasos constantes.
Te criticas y desvalorizas. Siempre ayudando a los demás. estás pasando una crisis existencial, poca vida social, te cuesta hablar de ti, decir lo que sientes, quieres cambiar y no puedes.

 

Violencia de Género.
Dependencia excesiva, maltrato, miedo a la separación, violencia doméstica, agresividad, ira incontrolada. Falta de apoyos.

Terapia Familiar.
Comprender y cambiar los discusiones, comunicarse mejor, encontrar el equilibrio y la tranquilidad, aprender a poner límites claros, dentro y fuera del núcleo familiar.

 

Ansiedad, depresión,
miedos, obsesiones.

Tristeza, cansancio continuo, falta de energía o estrés crónico, irritación, fobias, pérdida de interés, angustia, ira, odio, pensamientos que no paran, sin salida, ideas suicidas.

 

Terapia Post-emergencias.
Después de una catástrofe o un incidente crítico la vida sigue pero ya no es lo mismo, una herida que no para de doler. Perdidas familiares, o materiales, irrecuperables que sin embargo no deseamos olvidar. Ofrecemos intervención psicológica especializada a individuos, grupos y organizaciones en el antes, el durante y el después de un evento traumático.

 
Amplia experiencia, máxima confiabilidad y confidencialidad, garantía de mejora.