Me interrumpo a mi mismo. Mecanismos neuróticos

mecanismos neuroticos

El ser humano necesita del otro para existir; desde aquí nos reconocemos, nos adaptamos, aprendemos a sobre vivir, amamos.
Toda existencia es una relación y toda relación implica contacto. La neurosis como oscurecimiento de la conciencia, de evitar el contacto con nuestras necesidades internas, un deterioro del darse cuenta, con distintos grados de perturbación.Los mecanismos de evitación nos desconectan de nosotros mismos. Los Mecanismos Neuróticos son estrategias que hemos aprendido a utilizar para poder permanecer inconscientes o sordos a la información que nos proporciona nuestro propio organismo.

 

Tipos de mecanismos neuróticos.

La introyección , me trago los mandatos sin reflexionar sobre ello, hago lo que queréis que haga

introyeccion

El mecanismo neurótico mediante el cual incorporamos dentro de nosotros patrones y modos de actuar y de pensar que no son verdaderamente nuestros. El peligro de la introyección es doble: primero, porque la persona que introyecta nunca tiene la oportunidad de desarrollar su propia personalidad, ya que está muy ocupada reteniendo los cuerpos extraños alojados en su sistema. Y, en segundo lugar, porque la introyección contribuye a la desintegración y a la alienación de la persona. Si uno se traga dos conceptos incompatibles, se encontrará interiormente en conflicto y hecho pedazos tratando de reconciliarlos. Ésta es hoy en día una de las experiencias que más frecuentemente se dan en los seres humanos. Así se reciben mensajes contradictorios, actitudes opuestas, valores en contradicción, etc.

 

La proyección. “Veo en los demás lo que no quiero ver de mi, hago a los demás lo que acuso a

proyeccion

los demás de hacerme a mí”. Es el mecanismo contrario al de la introyección. Así como en la introyección la tendencia es a hacerse uno responsable de lo que ha hecho el ambiente, la proyección es la tendencia a hacer responsable al ambiente de lo que se originó en uno mismo. El caso extremo de la proyección se da clínicamente en la paranoia, en la que una personalidad altamente agresiva, que es incapaz de aceptar sus deseos y sentimientos, se defiende de la mejor manera que encuentra adjudicándolos a objetos o personas del ambiente. Su idea de que es perseguido es, de hecho, la confirmación de su deseo de perseguir a los otros

La proyección es un mecanismo que tiende a desposeernos de aquellas partes de nosotros mismos en donde se originan aquellos impulsos proyectados y negados.Podemos distinguir dos tipos de proyecciones: las proyecciones negativas, que son los aspectos o características que no me gustan de los demás y que no me gustan de mí, que no acepto como mías y las rechazo insistentemente, y las proyecciones positivas, que son características que me gustan de los demás porque creo que no las tengo.


La confluencia.
“Quedarnos pegados al otro, no se quien le hace qué cosas a quien”.

confluencia

La confluencia se da cuando la persona y el ambiente se confunden. El sujeto no percibe ningún límite entre él y el ambiente, sintiendo que es uno con él.Cuando este estado de identificación es total y crónico, cuando es incapaz de ver la diferencia entre él y el resto del mundo, entonces está psicológicamente enfermo. No puede vivenciarse a sí mismo pues ha perdido todo sentido de sí. No sabe quién es él ni hasta dónde llega; ha olvidado, o quizá nunca supo, que le diferencia de los demás, y ha perdido la capacidad de verse y percibir sus necesidades, incluso las biológicas.

 

 La retroflexión . “Me hago a mi , lo que te haria a ti”. Literalmente retroflexión significa “volverse 

retroflexion

hacia uno mismo”.  El retroflector es el peor enemigo de sí mismo. En lugar de redistribuir sus energías para lograr actuar en el ambiente o promover un cambio en él, y manejar la situación de modo que satisfaga cierta necesidad, dirige la actividad hacia sí mismo y se sustituye por el ambiente como blanco de conducta, haciéndose a sí mismo lo que le gustaría hacer a otro. Dirige su energía de forma equivocada, convirtiéndose en el objeto de su acción en lugar de serlo el entorno.

La retroflexión se manifiesta en el uso del pronombre “yo” cuando realmente quiere significar “ellos” o “tú”. Por ejemplo, el retroflector dice: “Tengo vergüenza de mí mismo”, como si el sí mismo fuera otro diferente al yo mismo. De esta manera el retroflector es aquella persona que continuamente lucha consigo misma. Contra todo lo que ve de sí que no le gusta, o cree que no le gusta al mundo.La retroflexión incluye también aquello que uno quiso de los demás, como adulación, comprensión, amor o ternura, y no se atrevió a pedir, porque en alguna ocasión fue desvalorizado, ridiculizado o avergonzado.Hay tres formas muy importantes de retroflexión: una es la compulsión, en la que uno se obliga de tal modo que se cree que la obligación viene de fuera hacia adentro. La segunda forma de retroflexión son los sentimientos de inferioridad. Es evidente que cuando la relación con uno mismo está perturbada también lo están las relaciones interpersonales. Cuando uno se siente inferior, de alguna manera trata de forma inferior a otras personas, con lo que puede que encubra su arrogancia.La tercera forma de retroflexión es aquélla que se transforma en síntomas corporales, resultantes de retroflexiones malsanas. Los dolores de cabeza por tensión, muchas veces están sustituyendo a las ganas de retorcerle el cuello a otra persona, y otras encubren ganas de llorar reprimidas. Las afecciones de la garganta pueden tener el mismo origen, o algo que uno se tragó y después bloqueó, con el fin de evitar su expresión.

 

 El Egotismo engrandecimiento narcisista del ego. Hay un incremento defensivo del Yo,

egotismo

en detrimento de otro o de los otros. Está muy próximo al narcisismo, porque el egotista ante pone sus necesidades a las del entorno, y a veces puede pecar de cierta psicopatía.

 


La Deflexión.
 “Hablo sin parar para distraer y no decir nada”. La persona tiene miedo a la situación o de las personas con las que está o se siente ideflexionnvolucrada, y puede mostrarse verborreica pero vacía, silenciosa o distante, y hablar de cosas carentes de interés o poco conectadas con el tema de que se trate. La desgana, el aburrimiento y el cansancio se convierten en formas de deflectar cuando evitamos el contacto directo, por las razones que sea. Las personas que deflectan dan la sensación de que carecen de energía, son aburridas y, generalmente, mantienen conductas indecisas y desinfladas. Son vidas grises en las que los colores quedan desdibujados y opacos.

 

La Proflexión. ” Hazme lo que quiero, sin que yo te diga que es” . Es conseguir del entorno 

proflexion

determinadas acciones hacia él. Consiste en hacer o decir al otro lo que me gustaría que me hiciera o me dijera a mí. Es un mensaje indirecto al interlocutor, probablemente con la intención inconsciente de éste haga conmigo lo que yo hago con él.

Es decir, halagamos para ser halagados, somos agradables y simpático las personas que no conocemos para ser tratadas de la misma manera por ellas. Con este mecanismo tratamos de frenar supuestas agresiones o descalificaciones, a la vez que propiciamos que nos acepten y sean amables con nosotros. Es una forma de seducción más o menos encubierta, que trata de evitar confrontaciones negativas. Lo negativo de este mecanismo es que evita que el contacto se produzca de forma natural y espontánea, y hace que se realice de manera sinuosa e indirecta.

 

La negación . “No estoy rabiosa, grrrr”. El mecanismo de negación consiste en negar

negacion

determinadas partes de uno mismo. Es la objeción a ser como somos. Con este mecanismo vamos creando huecos y enajenando partes, separándolas de nosotros. Este mecanismo sirve para rechazar y renegar de partes nuestras que no nos gustan y que no aceptamos, ya sea porque son partes o características rechazadas por la sociedad, por nuestros padres o por nuestros amigos, y que nosotros mismos acabamos por no ver como aceptables.La negación nos sirve para evitar el dolor y el sufrimiento de la frustración

 

La racionalización. Éste es el mecanismo de las personas más intelectuales. Se da

razionalizacion

fundamentalmente en los caracteres obsesivos,y consiste en que el sujeto trata de dar explicación más o menos lógica y coherente de un acto, idea o sentimientos cuyos motivos verdaderos no percibe, al tratar de justificarlos racionalmente. La intelectualización es un término afín a la racionalización

 

Os dejo un artículo:

Manual práctico de psicoterapia Gestalt de Ángeles Martín

http://bibliotecaparalapersona-epimeleia.com/greenstone/collect/libros1/index/assoc/HASH28f9.dir/doc.pdf

 

Aura Marqués
Psicóloga G. Sanitaria
Terapia y Gestalt.

www.psicologiaviva.com

2 comentarios en “Me interrumpo a mi mismo. Mecanismos neuróticos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: MARIA ASUNCION MARQUES MORAL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a http://psicologiaviva.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.