Intervención en crisis

Cuando el nivel normal de funcionamiento de las personas se irrumpe por un acontecimiento inusual debido a factores aislados, múltiples o en serie, se llega por efecto de la tensión de la vida y del estrés al estado llamado «crisis» , que seria su resultado siempre que la cantidad o proporción de tensión y de estrés sea inusual y las habilidades de afrontamiento se tornen claramente ineficaces. Si las habilidades fallan es normal que se intente resolver los problemas y manejar la tensión de un modo ineficaz con conductas inadaptativas e ineficaces cayendo en una espiral descendente hacia la maladaptación.

Una intervención es crisis es poner en acto acciones que puedan interrumpir la espiral descendente de una manera hábil y con la mayor rapidez posible de tal manera que la victima pueda retornar a un nivel de afrontamiento lo mas cercano posible al que tenia previamente a la crisis. Restaurar la capacidad de los individuos para afrontar y resolver situaciones estresantes al igual que proporcionar asistencia a las personas para reorganizar e integrar sus nuevos mundos.

Algunos sucesos que pueden precipitar una crisis.

Un accidente en el hogar
Un accidente automovilístico, con o sin lesiones
Ser arrestado, presentarse en el juzgado
Cambio en la situación laboral,y en los ingresos que implican tanto que te promocionen como que te degraden
Cambio de estatus escolar
Muerte de una persona significativa en la vida de uno.
Divorcio o separación
Un episodio delincuente tanto en la infancia como en la adultez (por ejemplo en la infancia escaparse de clase, madurez no pagar deudas…)
Ingresar en la infancia o en la universidad
Aborto o embarazo fuera de matrimonio
Enfermedad física
Episodios agudos de trastorno mental
Retiro
Desastres naturales
Dificultades sexuales
Cambio importante en las condiciones de vida
Ganar un nuevo miembro familiar (adopción…)
Tratar con una familia mixta (reunida)
Pérdida del derecho de redimir una hipoteca o crédito
Pérdida real o inminente de alguien significativo en la vida de uno.
Aunque una situación estresante particular pueda no inducir una crisis, una combinación de varios sucesos estresantes puede llevarnos a un punto de crisis y además, estos sucesos deben ser entendidos desde la perspectiva de los que sufren la crisis. Algo importante conocer las reacciones normales a las crisis.

Indicadores que nos pueden ayudar a saber si una persona puede estar pasando una crisis

Alienación de las relaciones personales duraderas y significativas
Incapacidad para usar los sistemas de apoyo vital tales como la familia, los amigos o grupos sociales
Dificultad en aprender de la experiencia, el individuo continua cometiendo los mismos errores
Una historia de experiencias de crisis previas que no han sido resueltas satisfactoriamente
Una historia de trastorno mental o desequilibrio emocional severo.
Sentimientos de baja autoestima
Comportamiento provocador, impulsivo consecuencia de n conflicto interno no resuelto
Una historia de relaciones de pareja o matrimonios pobres
Uso excesivo de drogas, incluido el abuso de alcohol
Ingresos o rentas marginales
Falta de trabajo regular satisfactorio
Lesiones físicas frecuentes o inusuales
Cambios frecuentes de residencia
Encuentros frecuentes con la ley.
La intervención o manejo de la crisis es un intento de tratar rápidamente un problema inmediato porque a menudo exige proporcionar a las personas afectadas lo que ellas no pueden proporcionarse. Esto incluye un sostén físico o emocional e incluso dirección en un momento de la vida cuando la autoayuda o autodirección es imposible.

No es lo mismo «intervención en crisis» que «psicoterapia» . La intervención es un acto inmediato para ayudar a la persona a normalizar su vida lo antes posible.

La Psicoterapia,  a corto plazo o breve, u otras formas de intervención terapéutica pueden ser técnicas apropiadas después de la «Intervención en Crisis». Los que intervienen no deben solucionar problemas sino ayudar a la víctima a que maneje su crisis de una manera breve, de tal forma que sea una primera ayuda emocional. Si la persona necesita atención después de la intervención, se puede derivar a una terapeuta apropiada. Es importante la presencia de psicólogos para poder detectar si la persona va a necesitar intervención posterior o si podrá salir adelante con el apoyo social y familiar.

Principios básicos de Intervención en crisis.

Ayudar a establecer la sensación de control de la persona afectada, siempre con su permiso.
Ayudar a reducir su aislamiento, mediante una conducta acogedora, que disminuya el ambiente hostil en el que se encuentra
Procurar diminuir los sentimientos de desesperanza e indefensible de las víctimas ayudándoles a diseñar un plan para afrontar el presente y el futuro.
Mostrarles las posibles reacciones normales ante situaciones anormales.

Aura Marqués
Psicóloga General Sanitaria
Integrante del Grupo de Intervención Psicológica en emergencias
y catástrofes de las Islas Baleares del 112.  GIPECIB112

Deja un comentario