Vivir sin Ansiedad

ansiedadLa ansiedad es una reacción normal frente a situaciones estresantes de la vida, y ninguno de nosotros esta completamente libre de ella. De hecho la ansiedad es indudablemente útil para hacernos estar más alerta y tomarnos en serio las cosas importantes.
Sin embargo la ansiedad que todos sentimos de vez en cuando es, obviamente, diferente del miedo y del terror intensos que experimenta una persona presa de una crisis de angustia.
La ansiedad se caracteriza por estar en un estado de miedo no realista e infundado. se tiene la sensación de que se va a morir. Una amenaza generalizada o la visión del mundo como peligroso, y tener la sensación de ser incapaz de afrontar los eventos amenazantes acompañado y mantenido por pensamientos verbales constantes de amenaza.

Las personas con ansiedad pueden sufrir crisis de angustia que conlleva muchos síntomas físicos, teles como dificultades respiratorias, sudor frío, irregularidades en los latidos cardíacos, vértigo, debilidad y sensaciones de irrealidad.

Con ansiedad tendemos a darle vueltas en nuestras cabezas, siendo incapaces de alcanzar una solución, de tomar decisiones, de llevar a cabo una actuación decisiva y de vivir con relativa tranquilidad con las consecuencias. vueltas y más vueltas y preocuparse con las posibilidades negativas, los errores y equivocaciones potenciales, y los fracasos y dificultades reales e imaginarios. Es como si estuviéramos petrificados en las primeras etapas de una solución de problemas. No toleramos la incertidumbre.

Las preocupaciones con más frecuentes, duraderas, intensas y difíciles de controlar que los sujetos normales. Y nos pasamos más tiempo preocupados diariamente, que no son originadas por algo, menos realistas y menos controlables y el problema por el que nos preocupamos cambia continuamente. Estando en una situación hipervigilante para descubrir las posibles amenazas. Con sesgos cognitivos como la percepción de poco control sobre los acontecimientos amenazantes y la intolerancia a la incertidumbre . Vigilando y evitando con el fin de reducir dicha incertidumbre y la activación emocional. Pero la incertidumbre y la activación nos pueden reducirse simultáneamente. La incertidumbre disminuye pero aumenta la activación y con la evitación disminuye la activación pero aumenta la incertidumbre, empleando estrategias inadecuadas, empleo inadecuado de soluciones de problemas, una reducción del procesamiento emocional del material amenazante y el mantenimiento de la preocupación.

Las personas ansiosas presentan unas características de personalidad como ser perfeccionista, dependiente y con cierta falta de asertividad, falta de habilidad para manejar diversas situaciones problemáticas. A veces con padres sobreprotectores, muy exigentes y/o ansiosos. Puede tener una vinculación o apego más inseguro a su principal ser querido en la infancia.

Se han distinguido tres tipos de preocupaciones en la ansiedad:

  • Problemas inmediatos anclados en la realidad y modificables ( ejemplo relaciones interpersonales, conflictos con amigos, puntualidad…).
  • Problemas inmediatos anclados en la realidad e inmodificables ( ejemplo enfermedad crónica de un ser querido, economía del país, violencia del mundo…) .
  • Acontecimientos muy improbables, no basados en la realidad, y por lo tanto inmodificables (ejemplo posibilidad de arruinarse, caer gravemente enfermo…).

Las preocupaciones pueden tener varios efectos:

  1. Prevención o reducción del procesamiento emocional de la información amenazante.
  2. Creencias de que las preocupaciones son útiles.                                                                                        -Evitación supersticiosa de lo que se teme (preocuparse hace menos probable que el evento temido ocurra).                                                                                                                       -Evitación real de lo que se teme ( si me preocupo puedo encontrar medios de evitar lo que temo).                                                                                                                                      -Evitación de temas emocionales más profundos (si me preocupo por un tema no me preocupo por otros).                                                                                                                     -Preparación para el afrontamiento (preocuparse por un evento negativo me ayuda a prepararme para su ocurrencia).
  3. Conductas de preocupación con hacer o no hacer ciertas actividades con el fin de reducir o prevenir la ansiedad.
  4. Ansiedad, deterioro de ejecución de tareas , miedo a cometer un error y búsqueda de mayor seguridad a la hora de decidir. Estas consecuencias negativas de las preocupaciones pueden contribuir al mantenimiento de estas, igual que el humor deprimido.

Entre los síntomas más comunes estarían: la inquietud, fatigabilidad, dificultad de concentración o quedarse en blanco, bloqueos mental, irritabilidad, tensión muscular y perturbaciones del sueño, y otros síntomas menos frecuentes que pueden aparecer están: síntomas físicos como temblores, sacudidas, dolores o entumecimientos musculares, manos frías y húmedas, boca seca, sudoración, náuseas o diarrea, dificultad para tragar o nudo en la garganta y respuestas exageradas de sobresalto.

Entre las diferentes crisis de angustia, muchas personas sufren Ansiedad Anticipatoria: Miedo a sufrir otra crisis de angustia, pudiendo dar lugar a un grave trastorno llamado agorafobia. (miedo a estar en lugares o situaciones de los cuales es difícil o embarazoso escapar, o en los cuales no se puede conseguir ayuda en el caso de que tenga lugar una crisis de angustia. Restringiendo las salidas de casa.

La ansiedad puede definirse entonces como la preocupación, como una cadena de pensamientos e imágenes (especialmente los primeros) con carga afectiva negativa y relativamente incontrolable, que está orientada hacia un peligro en el futuro que es percibido como incontrolable.

Las personas con ansiedad se preocupan por cosas improbables que sucedan o que, si ocurren, con mucho más manejables y menos dramáticas de lo que ellos piensan. Las preocupaciones son relativamente constantes y , por lo general, únicamente suelen ser capaces de dejar de lado un tema de preocupación, ante la aparición de un nuevo tema de preocupación.

La mayoría de las personas con ansiedad dicen haber sido ansiosos y nerviosos toda la vida, que comenzó en la infancia o en la adolescencia, aunque puede comenzar también en la edad adulta. Y la mayoría no busca ayuda. Y por ultimo suelen padecerlas más las mujeres (64%).

Aparecen otros problemas cuando se padece ansiedad, depresión, agorafobia, fobias distintas, trastorno de pánico, distimia, manías, abuso y dependencias de drogas, sobre todo de alcohol, y los relacionados con el estrés que son : síndrome de colón irritable, dolores de cabeza, hipertensión esencial, ulceras e insomnio.

El solo hecho de venir a terapia parece que ayuda a bajar la ansiedad , aunque después necesitaremos revisar tantos los pensamientos recurrentes, como las preocupaciones excesivas e incontrolables y la tensión acompañante. Aprendiendo también relajación progresiva. La desaparición de la ansiedad hace que mejoren o desaparezcan los otros trastornos asociados a la ansiedad.

Bibliografía de lectura gratuita: (copia el enlace y pégalo en tu navegador)

Cómo vivir sin ansiedad de M, Rojas
http://static0.planetadelibros.com/libros_contenido_extra/30/29106_Como_superar_la_ansiedad.pdf

LA ANGUSTIA Y SUS EFECTOS EN LAS PERSONAS QUE HAN EXPERIMENTADO ANSIEDAD Y PÁNCO, Técnicas y ejercicios (respiraciones diafragmáticas, relajaciones, autinstrucciones…)
,http://www.cop.es/colegiados/PV00520/Tecnicas%20ansiedad.pdf

Aprender y conocer la ansiedad.
http://www.sergas.es/docs/EGSPC/folletos/Ansiedad_Informacion_para_el_paciente.pdf

Trastornos de ansiedad (fácil lectura)
http://eastmountainhospital.com/pdf/SP%20NIMH%20trastornos-de-ansiedad.pdf

TRASTORNOS DE ANSIEDAD GUIA PRACTICA PARA DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO
http://www.bvs.hn/Honduras/pdf/TrastornoAnsiedad.pdf

Aura Marqués
psicóloga

www.psicologiaviva.com