Glosario de conceptos en Mentalización II

Os dejo la segunda parte de los conceptos fundamentales en la terapia basada en la Mentalización (MBT Mentalization based therapy ).  En la primera parte os he escrito algunos importante conceptos para que podais ampliar vuestros conocimientos sobre esta terapia.

Mentalización. Capacidad imaginativa, propia de los seres humanos, que nos permite ir más allá de las apariencias e interpretar la razón por la cual, uno mismo, o los otros con los que nos relacionamos, nos comportamos del modo en que lo hacemos. Concretando un poco más esta idea, la capacidad de mentalizar viene siendo definida por los autores que empezaron a elaborar este concepto hacia los años noventa como “la habilidad humana de percibir, interpretar y comprender tanto el propio funcionamiento como el de aquellos con los que nos relacionamos en términos de ‘estados mentales intencionales’, esto es, en términos de necesidades, deseos, sentimientos, creencias, objetivos, propósitos, etc”. Es una capacidad que hace posible conectar con las propias emociones y con las emociones de los demás, regularnos emocionalmente a nosotros mismos y comprender el sentir de los demás, todo lo cual facilita de manera muy importante nuestra vida relacional.

Mentalización concreta. Dificultad para tomar en cuenta la importancia de los sentimientos (de uno mismo o de los otros), así como de las relaciones entre pensamientos sentimientos y acciones. Tendencia a sobrevalorar la importancia de las circunstancias (físicas) por encima del potencial causal de los sentimientos.

Mentalización corporalizada. Aquella en la que el cuerpo toma el protagonismo a la hora de sentir o expresar emociones. Se da en momentos en que se produce un fracaso en la capacidad de mentalización o bien en épocas del desarrollo en que aún no se ha construido esa capacidad. Es un concepto muy relevante en pacientes con TCA o en aquellos con síntomas somáticos.

Mentalización de la emoción. Incluye la identificación de los estados emocionales y de su sentido, la modulación de estos estados y la posibilidad de expresión de estos (ya sea hacia el exterior o internamente, para uno mismo). Es un proceso fundamental para la regulación de las emociones. Incluiría la afectividad mentalizada, que supone la mentalización de la emoción mientras esa emoción se mantiene activa.

Mentalización de la transferencia. Trabajo colaborativo entre terapeuta y paciente y que pretende explorar la relación terapéutica con el objetivo de generar perspectivas alternativas.
Metacognición. Faceta de la mentalización consistente en pensar acerca de la forma de pensar del paciente. Permite la observación y la regulación de los estilos cognitivos de éste.

Mindfulness. Concepto budista referido a la focalización de la atención en el presente. Está incluido en la mentalización,  por cuanto permite la focalización de la atención en la propia mente aquí y ahora.

Mind-mindedness (Mente en mente). Término usado por Elizabeth Meins para aludir a la capacidad de los cuidadores para reconocer a sus niños como sujetos agentes y para tener en mente los estados mentales de estos.

Modo teleológico. Modo prementalizador en el que solo lo tangible, lo físico, tiene relevancia. Son las acciones las que, de forma exclusiva, dan cuenta de las emociones. La autolesión, por ejemplo, es la que expresa dolor emocional. O el terapeuta que alarga la duración de la sesión es el que es sentido como el que demuestra interés por el paciente.

Neuronas espejo. Posiblemente son el sustrato neurobiológico de la empatía. Se activan cuando se observan conductas y emociones en el otro y cuando uno mismo realiza conductas o experimenta emociones.

Posición terapéutica mentalizadora. Se caracteriza por la curiosidad respetuosa acerca de los estados mentales del paciente, y se impulsa desde la premisa de que el terapeuta no puede saber (posición de “no saber”) de esos estados mentales más que el propio paciente (ya que los estados mentales son opacos).

Pretend mode (modo simulado). Modo prementalizador de apariencia mentalizadora. Se caracteriza por un discurso aparentemente reflexivo, pero desconectado de la vertiente emocional o afectiva de la mentalización. Conlleva que aparentes avances en lo cognitivo no conlleven efectos en lo emocional o en la realidad cotidiana del paciente.

Pseudomentalización. Vinculado con el pretend mode. Capacidad para pensar en términos de estados mentales, pero con la certeza del que ignora que estos son opacos (y no podemos estar del todo seguros de nuestra apreciación de los mismos), sin una conexión verdadera con la realidad objetiva o las circunstancias. Puede resultar muy invasiva (sin respeto por la experiencia subjetiva del otro), banal (al no tener en cuenta datos relevantes) o sobreactuada (con un desmesurado gasto de energía en la tarea de interpretar estados mentales).

Respuesta contingente. Reacción que el cuidador tiene ante la conducta del niño y que concuerda en gran medida pero no perfectamente con ésta. Esta falta de concordancia perfecta permite que el niño atienda al estado mental del cuidador, lo cual facilita la puesta en marcha de un rudimento de la capacidad de mentalización.

Sujeto agente. Relativo a la agencia del self. Capacidad del sujeto de sentirse dueño de sus propios estados mentales, de sus propios actos y de su propio destino. Es una capacidad que se instaura en el niño en la relación con los cuidadores, a través de la especularización (mirroring), al ser el niño pensado por el otro, representado (como sujeto agente)
en la mente del cuidador.
Terapia combinada. Modalidad terapéutica en la que un mismo terapeuta conduce el abordaje individual y grupal de un paciente. Originalmente, la MBT se proponía siempre en este formato.

Terapia simultánea. Modalidad en la que la terapia individual y grupal se desarrollan simultáneamente.

Terapia conjunta. Modalidad en la que el terapeuta individual es diferente del terapeuta grupal.

Transmisión intergeneracional. Proceso a través del cual ciertos patrones de funcionamiento mental y conductual se transmiten de una generación a la siguiente. Se produce de forma muy evidente en la transmisión de ciertas fallas en la capacidad de mentalizar.

Trauma en el apego. Trauma relativo a las relaciones de apego y que puede producirse por fallos en la mentalización del cuidador. Tales fallos comprometerían el desarrollo de la capacidad de mentalizar del niño, generando alteraciones en su capacidad de regulación emocional o para desarrollar un apego seguro.

 

Podéis leer que es la Mentalización en este artículo.

Aura Marqués 
Psicóloga en Palma de Mallorca

www.psicologiaviva.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *