El apego y sus significados

La palabra apego tiene varias significados, y puede llevar a cierta confusión.
Esta el concepto que le dan los Budistas como algo de lo que es aconsejable desprenderse para evitar ser infeliz  y esta el significado que le damos en Psicología como una forma de relacionarnos con las personas y que si es un apego seguro nos ayuda a valorarnos, tener confianza en nosotros mismos y a establecer relaciones y vínculos más íntimos y duraderos.

En el APEGO EN LA CULTURA BUDISTA se habla de transformarlo y llegar a la vacuidad, el budismo enseña que el apego es una perturbación mental que debe ser evitada y finalmente eliminada, ya que este crea sufrimiento e infelicidad. El ser humano sufre cuando se ve despojado de las cosas que le son valiosas, y se ve profundamente impactado cuando, por ejemplo, debe enfrentar la realidad de la muerte. Por ello, Buda enseñó que una manera de no dejarse abatir por el sufrimiento era erradicar los deseos mundanos, o los impulsos derivados de la ilusión, y que tal condición de vida liberada de apegos conducía a la iluminación. El Budismo enseña a deshacerse de los apegos.

Por otro lado tenemos EL APEGO EMOCIONAL TEMPRANO.
El concepto de apego define que los niños y los adultos realizamos unos comportamientos y unas estrategias de relación específicas con la intención de cubrir unas necesidades propias, y estos comportamientos son diferentes de otras necesidades básicas como las de afiliación o protección.

No es lo mismo el apego que el vínculo. Mientras que el vínculo se puede dar de manera natural entre por ejemplo la madre y el bebé cuando se esta gestando en el vientre, el apego es un comportamiento que aparecerá más tarde cuando se inicie la relación.

La manera en la que la díada madre/padre-niño gestiona la resolución de estas necesidades intrínsecas determinará la relación de apego, más o menos segura, que se establecerá entre ellos. En este sentido se diferencia de otras relaciones vinculares que tiene el niño y que no son específicas del sistema definido por John Bowlby.

Bowlby define la conducta de apego como cualquier forma de comportamiento que hace que una persona alcance o conserve proximidad con respecto a otro individuo diferenciado y preferido.

Según la teoría del apego (Bowlby) , este es la necesidad primaria de los niños, mantener una proximidad física y disponibilidad permanente con sus cuidadores principales como manera de garantizar su propia supervivencia, y una necesidad de respuesta emocional adecuada por parte de esta figura principal, si de niños interioricemos a la figura principal como disponible y capaz de responder emocionalmente es la clave para el desarrollo de que desarrollemos un sistema de apego seguro.
Lo que quiere decir que los niños necesitan cercanía, atención, afecto, y según la manera que respondan los padres ( o cuidadores principales) a estas necesidades el niño desarrollará un tipo de apego. El apego se forma con el cuidador principal del bebé, que generalmente es la madre, pero puede ser el padre o cualquier otra persona que cumpla la función de ofrecer seguridad y protección al niño.

La función evolutiva del sistema de apego no es solo la de proteger al niño del peligro y garantizar su supervivencia, sino la de asegurar la presencia (física y emocional) incondicional de la figura principal.
Es un sistema de habilidades y comportamientos concretos que ayudan a los niños a obtener o mantener la proximidad necesaria respecto a otro individuo que es considerado con más capacidades para afrontar las exigencias del mundo exterior.

Las formas de apego se desarrollan en forma temprana y poseen alta probabilidad de mantenerse durante toda la vida. En base a como los individuos responden en relación a su figura de apego cuando están ansiosos, Ainsworth, Blewar, Waters y Wall, definieron los tres patrones más importantes de apego y las condiciones familiares que los promueven, existiendo el estilo seguro, y el apego inseguro (el ansioso-ambivalente y el evasivo)

En cambio algunos autores sostienen que el apego, una vez desarrollado durante la infancia, puede modificarse en etapas posteriores.

De esta manera, relaciones de apego inseguras durante la infancia pueden tornarse en relaciones de apego seguro en etapas adultas; o individuos con relaciones de apego inseguras en su infancia pueden desarrollar relaciones seguras en la vida adulta, si se dan las circunstancias necesarias.

Este aspecto optimista del apego es uno de los puntos clave de esta teoría, ya que implica flexibilidad en las estructuras mentales relacionadas con el sistema de apego y da espacio para una reestructuración de las mismas.
Esta circunstancia posibilita que un sujeto que haya desarrollado un tipo de apego inseguro hacia su figura principal durante la infancia, pueda encontrar una figura con la que desarrollar un tipo de apego seguro en etapas posteriores y, de esta manera, beneficiarse de los efectos positivos asociados a estilos vinculares seguros.

Apego tiene varios elementos claves:

1) Es una relación emocional perdurable con una persona en concreto.
2) Dicha relación produce seguridad, sosiego, consuelo, agrado y placer.
3) La pérdida o la amenaza de pérdida de la persona, evoca una intensa ansiedad.

Aura Marqués
Psicóloga Col: b-02337
Palma de  Mallorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *