Apego inseguro, características.

 

Si en la infancia vivimos con una familia donde no se evitaban las emociones desagradables sino que se vivían con confianza y apoyándose entre todos, podemos tener herramientas para enfrentarnos a los problemas en la vida adulta, sin embargo si en la familia cuando había un problema se hacia como si no pasara nada, o quizás había continuas disputas o nos decían que no valíamos nada, y nadie nos ayudaba con nuestras necesidades, puede que ahora siendo ya adultos los problemas se nos amontonen, no consigamos tener una pareja, o si la tenemos no nos llevemos bien, nos sintamos solos, o vivamos con un miedo continuo o una ansiedad que no nos deja en paz. Esto son señales de que quizás en la infancia no fuimos cuidados adecuadamente.

 

Sabemos que la vida de los niños gira en torno a la de sus padres o cuidadores principales y la mayor parte de su aprendizaje ocurre a través de la interacción con estas «figuras de apego». 

Las experiencias vividas dentro de estas relaciones tienen un profundo impacto en el ciclo vital y en las futuras relaciones interpersonales.  Tener experiencias desfavorables o no suficientemente adecuada tienen un efecto significativo posterior, efectos negativos a largo plazo dejando huellas significativas no solo en la psique, sino también en la salud física del adulto. Incluso afecta a la formación del cerebro, quedando este alterado en algunas zonas. Si por el contrario las experiencias son favorables tendremos mejores expectativas de nosotros mismos y de los demás, tendremos confianza en nosotros mismos y en las relaciones que nos ofrezcan amor. 

 

Las respuesta de las figuras de referencia ante las respuestas del niño tienen una importancia crucial para regular las emociones del niño ya que nacemos sin desarrollar la parte lógica del cerebro, estamos preparados para leer las emociones del rostro materno y la respuesta de esta cara es lo que nos enseñara a auto-regularnos y calmarnos cuando tengamos una necesidad.

 El cerebro derecho del niño se dice que esta conectado con el cerebro derecho de la madre, esto si se da de manera «segura» permitirá al niño un desarrollo optimo de la personalidad.
Así  de adolescente estará más protegido de los riesgos de comportamientos o conductas dirigidas a regular las emociones y a no hacerlo de manera perjudicial. Ya de adultos será capaces de crear relaciones significativas.

 

Podemos decir entonces que: el Sistema de Apego es un conjunto de creencias, expectativas, necesidades, emociones, estrategias de regulación emocional donde se regulan los comportamientos sociales, se crea en los primeros años de nuestra vida y se forma por la interacción entre el «sistema innato de apego» del niño y la historia que ha vivido con sus figuras principales de cuidados y que será como un «patrón» que se irá repitiendo en su vida en las interacciones con los demás. Así puede que así como nos apegamos a nuestros padres buscaremos parejas para apegarnos de la misma manera. La historia se repite.

 

Tipos de apego que se desarrollan en la infancia:

 

  1. Apego seguro
  2. Apego inseguro pudiendo haber dos tipos,
    -Ansioso-preocupado o ambivalente
    -Evitativo distanciante.
  3. Apego desorganizado

 

Me voy a centrar en «el apego inseguro», en los dos tipos de apego inseguro: por un lado el ansioso-preocupado y por otro el evitativo-distanciante.

 

 

Una persona con apego ansioso piensa: Debo hacer que el entorno me acepte. Si  muestro mi dificultad extrema y expreso mis emociones de forma desesperada, los demás se ocuparán de mi. Busco la proximidad, depender o manipular el entorno, debo mantener la relación a cualquier coste y estar continuamente reclamando, si no lo hago así me quedaré solo, no soporto la soledad. Quizás cuando era un niño tuvo una madre más ocupada en cubrir sus propias necesidades que en las del niño, y lo sobreprotegio para poder lidiar con sus miedos, sin prestar atención a las verdadera naturaleza del hijo.

 

Una persona evitativa piensa: Debo ser suficiente y contar solo conmigo mismo, porque los demás no son accesibles y me rechazarán. Los demás me darán importancia si me muestro autónomo, eficiente y más interesado en lo que se hace que en lo que se siente emocionalmente, si me muestro vulnerable no me querrán. Por lo que mi estrategia en el mundo es alejarme y distanciarme. Explorar solo soluciones concretas y no explorar para nada las emociones. Quizás de pequeñín cuando tuvo necesidades nadie le presto atención y después de pedirlas y pedirlas y ver que nadie se las daba aprendió un amarga lección, no pido porque el mundo no me lo va a dar.

En ambos casos fueron niños no vistos.

Al final lo que buscan tanto un tipo como el otro es afecto, algo que quizás se les negó cuando más lo necesitaron.

 

Os dejo una lista de las características personales de cada apego inseguro.

Ansioso-preocupado Evitativo/distanciante
Tiene recuerdos de la infancia Bastante recuerdos Pocos recuerdos, o ninguno
Cómo define su infancia Normal Muy feliz
Estado emocional. Estado continuamente preocupado, ansioso.  Frío y distante. 
Emociones predominantes Culpa, rabia. Miedo al abandono. Tristeza, desprecio, vergüenza. Miedo al desprecio.
Cómo expresan y sienten las emociones Se desborda, sienten las emociones con gran intensidad. Contenidas, retraído, le cuesta reconocer sus emociones.
Tipos y control de las emociones Temerosos, inseguros. Controlan e incluso anulan la rabia. Cambios de humor. Dificultad para controlar la rabia. Explosiones de ira.
Tipo de lenguaje que utiliza Emocional Racional, analítico
Manera de regular el malestar Co-regula, busca a los demás, llama bastante la atención. Auto-regula, sea aísla, individualista
Relaciones sociales Próximo, intimo. Confiados y a veces dificultades en tener relaciones sanas.  Distante, evita la intimidad. Dificultad para establecer vínculos cercanos.
Gestión de la culpa Suelen responsabilizar a los demás de o que les ocurre. Culpan al otro. Auto inculpan
Empatía, necesidades. No ven a los demás, centrados en si mismos. Ignoran necesidades de los demás. Excesiva preocupación por las propias necesidades.  Ignoran sus propias necesidades. Minimiza las necesidades de tener relaciones. No comprende las necesidades de otros.
Manera de relacionarse Suelen ser dependientes, suelen tener inhibida la exploración. Independientes, poco interés por las relaciones. 
Cómo llevan las normas Suelen acatar las normas Suelen no acatarlas, poco implicado.
Presentan síntomas Parece que siempre tienen algo, muy al tanto de las sensaciones que pueden amplificar. Somatizan bastante, poco contacto con sus sensaciones., hasta que enferman.
¿Realizan cambios si hacen terapia? Aparentemente buscan un cambio pero cuando se puede producir dejan la terapia Si se consigue un buena relación siguen en terapia.
Buscan ayuda psicológica Suelen buscar ayuda Rara vez buscan ayuda, suelen apañárselas solos.
Con los cuidados. Son extremadamente demandantes y agravan su propia necesidad de ser cuidados. Si cuidan lo hacen por la propia necesidad de cercanía. Poca sensibilidad hacia los demás. Cuidados intrusivos, controladores, hiperimplicados.
Minimizan y no reconocen las necesidades de cuidados, provocando insatisfacción. Escasa capacidad para sentirse preocupado por el bienestar de los demás. Si cuidan es por miedo a las represalias o consecuencias que puede acarrear no hacerlo.
Qué piensan de si mismos. Necesito al otro desesperadamente, por eso le reclamo la atención continuamente, creo que ese otro no es capaz de satisfacer mis demandas de amor y cercanía. Si me conoces no te gustaré y me dejarás, me oculto y no muestro como soy. No quiero depender de nadie, no puedo confiar en los demás.

 

En otro artículo escribiré sobre las características del apego desorganizado, un tipo de apego menos común, y bastante más grave, que aparece en personas que han sufrido malos tratos y abusos severos, llevando una vida llena de sinsabores con poco control y muchas veces acompañada de adicciones.

Aura Marqués
Psicóloga Sanitaria
Trauma, Apego y EMDR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *