Interdependencia, relación ideal de pareja

 

En la pareja vivimos relaciones estrechas, próximas, relaciones intimas que pueden hacernos sentir bien o muy mal otras veces. La manera en que vivimos las relaciones están muy relacionados con la capacidad que tenemos tanto de confiar e intimidar con el otro como con nosotros mismos.

Cuando somos pequeños, niños, vivimos relaciones verticales, somos dependientes y necesitamos ser cuidados por nuestros padres. Todas nuestras necesidades, protección, afecto, son cubiertas por ellos.

Cuando vamos creciendo nos convertimos en seres autónomos y nuestras relaciones se hacen horizontales, donde cuidamos y nos dejamos cuidar.

Pasamos de ser dependientes a ser «interdependientes» que son las relaciones ideales entre adultos ya que son complementarias y reciprocas. Las relaciones sanas entre adultos son las que uno cuida y otro recibe unas veces y otras es al contrario, se intercalan los cuidados , también uno puede ser a veces dependiente y otras deja que los otros dependan de él, es la interdependencia ideal.

 

Pero ¿que ocurre cuando en la transición de la dependencia infantil a la interdependencia adulta se dan dificultades?. Por ejemplo porque hemos sido sobre protegidos, o hemos tenido padres muy autoritarios que no nos han permitido crear nuestro propia autonomía. Pues que aparecen los adultos que siguen buscando en las relaciones de pareja lo mismo que tuvieron de niños, osea buscan a alguien que les cuide, o les provea, o buscan a alguien a quien cuidar , a quien proteger, o incluso a quien dominar y controlar.

 

¿Qué ayuda a tener relaciones saludables?

No es dejar de tener conflictos lo que hace que una relación funcione, sino más bien qué se hace con ese conflicto, si se buscarán soluciones que sean del agrado de los dos, o si se aparcará y se hará como que no pasa nada. Saludable es reconocer, si hay una solución, que se hace para llevarla a cabo y si no la hay cómo se puede vivir con ese problema no solucionable.

 

Varios conceptos que pueden aclarar como nos relacionamos son la regulación emocional, la seguridad y confianza relacional, autonomía e intimidad.

 

¿Que es la regulación emocional?

La Regulación emocional es todo lo que yo hago para sentirme mejor influyendo en mi estado de animo y en mis emociones. Es lo que  hago para gestionar la duración e intensidad de los estados emocionales, tener bienestar  y provocarnos emociones agradables, haciendo que las desagradables dejen de estar tan presentes. La manera en que nos regulamos se aprendió en la infancia influida por nuestros padres o cuidadores. Y la buena noticia es que la regulación emocional puede ser cambiada mediante aprendizaje y práctica. Hay maneras sanas de regularlos como sería haciendo deporte por ejemplo y maneras perjudiciales como sería el consumo de drogas.

 

 

Hay personas que se regulan aislándose, esto es la Auto-Regulación. Gestionan el malestar por si solos, como por ejemplo paseando, escuchando música, escribiendo, realizan actividades en soledad.

Otras personas necesitan a los demás para regularse es la Co-Regulación. Pare sentirse mejor necesitan contárselo a otra persona, compartir lo que les ocurre. Buscan a los demás para estar bien.

Habrá  personas que se auto-regulan muy bien, pero no saben cor-regularse y al revés personas que se co-regulan bien pero cuando están solas se sienten mal.

 

Si llevamos estos forma de regulación a una pareja . ¿Qué pasa cuando uno solo sabe auto-regularse y el otro co-regularse? Pues que cuando haya un conflicto uno de ellos necesitará aislarse y el otro le ira detrás, aumentando el conflicto y no permitiendo que ninguno de los dos se regule. Esta pareja con cada conflicto quizás se alejara más, no resolverá el problema y lo más seguro es que lo aparque, acumulando desacuerdos que los llevara a la ruptura o aislamiento uno del otro. Podemos decir que estás parejas se co-desregulan. Lo que hace crecer a las parejas es la manera en que solucionan los problemas, no la manera en que los evitan.

Si aprendemos a auto-regularnos y co-regularnos adquirimos un abanico más amplio de posibilidades y podremos tener relaciones donde sentir que estamos en un lecho donde descansar ante los problemas.

 

 

¿Qué es la seguridad relacional?

La seguridad relacional es como de seguro me siento cuando estoy solo o como de seguro me siento  cuando estoy con los demás, es la capacidad de tener intimidad. Es una experiencia subjetiva, es la experiencia de tener protegida la vulnerabilidad física y emocional, la ausencia de crítica, humillación y vergüenza ante otra persona. Es la vivencia natural de manifestarnos libremente tal y como somos. E igual que la regulación emocional la manera que la experimentamos está influida por la seguridad o inseguridad que nos dieron nuestros padres de niños, con la manera que nos expresaron afecto, gratitud y reconocimiento. Con el apego seguro, inseguro o apego evitativo.

Hay personas que evitan el contacto con los demás, quizás fueron dañados y  desconfían, y solo están seguros alejándose, y otras personas, quizás porque fueron abandonadas en la infancia tampoco pueden confiar en los demás, siempre llevan esta miedo a ser abandonados de nuevo.

 

La capacidad de autonomía es estar bien conmigo mismo, saber auto-regularse  y tener seguridad y confianza en uno mismo. El nivel de auto-confianza que tengamos nos permite, si es alto, disfrutar de la soledad, si lo tenemos bajo nos volvemos dependientes pues la soledad nos produce ansiedad y nos hace buscar compañía para evitar dicha ansiedad, pudiendo no elegir buenas relaciones. 

 

La capacidad de intimidad es saber co-regularse y sentirse seguro con las demás personas. Si nuestro nivel de intimidad es alto disfrutamos de la compañía, confiamos en los demás, en cambio si no estamos a gusto en la intimidad, la proximidad de otra persona nos provocará desconfianza, miedo, inseguridad y buscaremos alejarnos emocionalmente.

 

 

La interdependencia es la capacidad de tener una equilibrio entre la autonomía y la intimidad, la auto-regulación y la co-regulación. Son personas que confían en si mismos y en los otros, estás relajadas en las relaciones,  y sienten bienestar.

 

¿Te gusta este tema? Sigue leyendo sobre la interdependencia en la pareja.

Interdependencia, relación ideal de pareja, II parte

 

Aura Marqués
Terapia de pareja
Palma de Mallorca

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *