Micro abandonos

Este artículo habla sobre situaciones cotidianas donde se dan micro abandonos.

Abandono es la perdida de un afecto real o imaginario. En la sensación de abandono podemos sentir indeseados, dejados de lado, inseguros, rechazados.

A una persona no se le abandona, se la deja. Se abandonan a los niños, a los animales, a los ancianos, a personas o seres dependientes, desamparados o indefensos. También podemos abandonarnos a nosotros mismos.
.

Es tener una sensación de no ser suficiente para el otro/a, y revivir este malestar a menudo.

Cuando una persona ha sufrido abandono, puede ser muy sensible a cualquier situación donde pueda sentir esa misma emoción y revivir con intensidad el dolor. Normalmente personas que sienten el abandono con intensidad muestras indicios de que puede que en la infancia ya sufrieran abandono emocional. Quizás tuvo padres fríos, o padres estrictos, o padres enfermos, situaciones en las que no pudieron ser atendidas sus necesidades emocionales.

Hay situaciones muy claras donde uno puede sentirse abandonado, por ejemplo que tu pareja te deje, que una amiga prefiera irse con otra y no te elija,  que haya una infidelidad. 

No obstante, hay otras situaciones, que pueden ser tan sutiles que no se lleguen a percibirse si no está al tanto,  pero que algo dentro de nosotros si vibra.  Pueden ser comportamientos que se hacen normalmente. sin ninguna intención, pero que se sienten como dañinos.

 

Algunas de las señales más comunes son:

Cuando la otra persona esta afectada y le decimos, no pasa nada, tranquilo, todo va a ir buen, no te preocupes, no es importante.

 

Hablamos de nuestros asuntos sin pasar y cuando la otra persona nos va a contar algo nos vamos y si es por teléfono nos despedimos y colgamos. 

Cuando discutimos con otra persona le hacemos el vació, con silencio o dándole la espalada e irnos, sin haberle dicho porque lo hacemos.

Cuando nos hacen un regalo o un cumplido con afecto, no sabemos recibir regalos y no lo agradecemos.

Abandonamos al otro cuando queremos que haga lo que nosotros creemos que es mejor para la otra persona, lo queremos cambiar, y le decimos cómo tiene que ser, sin ver primero si puede ser de esa manera

Cuando la otra persona te cuenta algo, y enseguida le dices: PUES YO.. y te pones a dar ejemplos de ti, sin haber preguntado antes como le afecta eso que te cuenta.

Las conversaciones triviales pueden ser sentida como que no le interesas al otro. Abandonas a la otra persona si solo hablas de rutinas y cosas superficiales sin interesarte por cómo está o qué le está pasando.

 

Un abandono que nos hacemos a nosotros mismos es cuando nos pasamos los días diciéndonos lo que debemos, tenemos, que hacer, ser, o pensar.

Algunos de estos micro abandonos son debido a nuestra dificultad de empatizar, o de gestionar las emociones que nos producen las historias de los otros, porque no sabemos interiorizar, no sabemos conectar con nuestras sentimientos sin desregularnos, o porque no nos interesa la otra persona.

Algo que puede ayudar a no abandonar a los demás o a nosotros mismos es aprender a mentalizar, a ponerse en los zapatos del otro, a  y conectar con nuestras necesidades.

 

Aura Marqués
Psicóloga, terapeuta EMDR

 

psicologia viva

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ver más

  • Responsable: MARIA ASUNCION MARQUES MORAL.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a http://psicologiaviva.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.